sábado, 10 de abril de 2010

UNA ESPINITA CLAVADA

No recuerdo con exactitud, ni el día ni lo que me impulsó en ese momento querer marchar lejos…
Si sé que llevo muchos años queriendo hacerlo, pero he de reconocer que hay y tengo muchos inconvenientes, empezando por mi familia, amigos y amigas, terminando por mi situación profesional.
Cuando nombro el país, todo el mundo se echa a temblar… cuando hablo de Mozambique… todo el mundo me dice… ¡estás tonta! SÍ, a Mozambique quiero ir, a Mozambique quiero marchar…
Recuerdo que estudiando la carrera, a mis manos llegó unos papeles que hablaban de jóvenes cooperante, y fue en ese momento cuando me picó el gusanillo de querer ir una temporada a ese lugar, de querer dejar España y marchar con un proyecto, a un lugar donde con mi perfil profesional fuera útil, más útil que en mi propio país.
Ahora trabajo con jóvenes que dejaron los estudios, con jóvenes con problemas sociales, familiares y profesionales y que por circunstancias de la vida dejaron los estudios y ahora lo han retomado a través de un programa de cualificación profesional inicial.
Me siento muy contenta con mi trabajo, muy orgullosa de ir viendo poco a poco resultado en ellos, en todos los ámbitos y no solo en lo académico, pues en lo primero que tuve que trabajar fue en la motivación, pero si todo esto lo comparo con el posible trabajo que podría realizar en Mozambique… no tiene nada que ver.

Retomando lo que estaba hablando, al terminar la carrera, contacté con una ONG, que no merece la pena ni nombrarla, pues en lugar de querer ayudar y hacer el bien, se dedicaban a todo lo contrario, a parte que he de reconocer que los proyectos duraban casi dos años, eso sí, alternando entre España y el lugar elegido, pero sinceramente me asustaba, no sabía si estaría preparada ni si aguantaría, estar tanto tiempo del tirón.
Si a todo esto, le sumas que todas las personas que me rodeaban, y me rodean, no me apoyaban… me hacían que cada vez fuera más débil y que mis ansias por marchar disminuyeran sin querer… reconozco que a veces soy espontánea y hago muchas cosas sin pensar, pero en otras tantas, necesito un empujoncito… en esta, realmente, necesitaba un empujoncito, unos ánimos y no continuos, ¡no, estás tonta!, ¡qué dices, tan lejos!, ¡aquí también puedes ayudar! Nadie estaba conmigo…
Un mar de dudas me invadía, no sabía qué hacer, si arriesgar sabiendo que todo el mundo estaba en mi contra, sabiendo que mi familia se enfadaría, pero creo que se les pasaría, o no, no sé, o… dejar pasar el tiempo, a ver si así, lo que tenía en mente se borraba, pero… ha pasado mucho tiempo y… esa espinita sigue clavada a día de hoy.
Después de esa ONG, yo seguía investigando, buscando información, averiguando cómo y con quién podría irme, y después de mucho, me enteré que la Junta de mi Comunidad, ofertaban y ofertan plazas para jóvenes cooperantes en cualquier punto del mundo, desde Latinoamérica hasta África, pasando por Europa.
Esta vez, sin decir nada a nadie, rellené la solicitud, esta vez no quería escuchar más ¡Estás tonta!, no quería que me hundieran, así que, me lancé y lo rellené con los países que yo quería, y podía, dejé en blanco, los que no, bien fuera por cuestiones personales o por problemas de idioma.
Pasó el tiempo, el justo y más, porque ya sabemos cómo es la administración, hasta que recibí alguna notificación que decía que mi perfil profesional era adecuado, de eso no tenía duda, pues cumplía todos los requisitos, pero que los países solicitados estaban ocupados por personas que tenía más puntuación que yo, y que me daban a elegir entre tres países, pero… ¿sabéis qué países? Justo de los que no señalé. Con toda mi rabia, con toda mi decepción, con todo mi…, mi…, mi… dije que NO. Envié mi contestación denegando la oferta… De veras, me sentía fatal, no sabía que pensar, solo se me ocurría que la administración también estaba en mi contra…
¿Cosas del destino (si se dice que ya está escrito desde que nacemos)? ¿Casualidades (si es que existe, eso se cuestionan algunos)? ¿Por qué era todo tan difícil?
Por circunstancias de la vida, personal y profesional, no pude volver a solicitarlo, así que dejé pasarlo, pensando una vez más que se borraría… pero repito, esa espinita sigue clavada y hoy más que nunca soy consciente de ello, no sé si será culpable el programa de Españoles en el mundo por recordármelo, pero lo que sí sé es que quiero ir.
En el programa hablaron de Uganda, y yo pensé en Mozambique. Volveré a mover papeles, volveré a contactar con ONGs dignas, ahora sé que no, porque mi situación profesional es delicada, pero de verás que esa espinita... conmigo al otro barrio no se viene, ya me pueden decir lo que quiera quien quiera que… caso omiso haré.
Mozambique, país lleno de esperanza, lleno de color y calor humano, algún día estaré allí, haciendo lo que más me gusta, la enseñanza, ofreciendo lo que la guerra os quitó, compartiendo lo que tengo y lo que sé y aprendiendo de todos vosotros.

12 comentarios:

luna dijo...

Quedó un poco larga la entrada, pero.. tenía que contarlo!

Rebecca dijo...

hola Luna, yo no te pienso quitar la idea de ir a Mozambique. Eso no tiene sentido. Tengo un amigo belga que trabaja en Algerien ...Argelia. y ha estado trabajando también para la EU en Mozambique. Él está enamorado de ese país. Pero él es hombre. Se acomoda y se ambienta más fácil que una mujer.
Hay que pensar, creo .. en el aspecto de salud. Este amigo cuenta que el riesgo de la malaria es alto, ..en fin.. habría que informarse bien en este aspecto de salud, atención médica posible, que tengas en la cercanía las condiciones necesarias.
Si irías a Mabuto, la capital, talvez sea diferente.
Investiga bien antes de tomar tu decisión.
Sería interesante ir allí en un programa de esos que tu nombras. La Comunidad Europea ofrece para los países africanos muchas alternativas, principalmente en el aspecto de educación.
En todo caso te deseo suerte. Pero eso si, cuando te decidas a ir, que hayas bien recopilado toda la información necesaria y vayas dotada de todo lo que necesitas.

......
un besito^^
un abrazo^^

HADALUNA dijo...

Luna, decidas lo que decidas no abandones nunca tus sueños.
Si no es ahora, tal vez sea en un futuro próximo, pero no dejes de soñar.

Besitos dulces.

Amaranta dijo...

Luna que buena idea! hay que buscar la felicidad, hasta ahora no esta comprobada la reencarnaciòn, entonces mientras se comprueba la vida es una sola.

No comparto que sea un impedimento o una dificultad ser mujer para trabajar en Mozambique, yo tambièn soy mujer y una parte de mi vida he trabajado en zonas de riesgo, he aprendido, he crecido y ademàs muchas mujeres han sido mis compañeras de trabajo, inclusive españolas, francesas, alemanas, estadounidenses, canadienses, mexicanas, brasileras... bueno la lista es larga.

Mucho ànimo! te mando un abrazo grande estarè atenta a tus comentarios en este proyecto

Anónimo dijo...

Yo me voy contigo y no es por casualidad...

MANUEL IGLESIAS dijo...

El sueño de cambiar de vida. De hacer algo importante y que trascienda. Esos sueños suelen tenerse en la primera juventud. Es una especie de alucinación. Debe semejarse a una fuerte vocación religiosa, como un enamoramiento. O se dilucida en esos momentos de locura transitoria o se sigue con ¿la vida? cotidiana. Un saludo

Memiliano dijo...

Wuau! No sabía que querías viajar a Mozambique Luna!!!
Podrías hacer el intento viniendo a Argentina!! jajaja

Me parece fantástico que te hayas lanzado a llenar la solicitud, lamentablemente no tuviste suerte, pero hiciste lo que realmente querías hacer. Es decir, poner toda tu buena voluntad para viajar allá... No se si será cosa del destino o no, el que no hayas podido hacerlo por ahora, lo importante es que tomaste la decisión e hiciste todo lo que había que hacer...
Seguramente algún día te llegue la oportunidad. De todas formas, claro, no se trata de ser %100 impulsivos, que estas cosas se merecen la pena pensarlas antes de hacerlas... Pero si ya lo habías pensado, ¿Qué más?

Espero que tengas suerte con eso y no olvides que lo importante no es el lugar del mundo en el que enseñes, sino a las personas a las que ayudes... Y seguramente lo estás haciendo bien...

Besos enormes!!

luna dijo...

Hola REBECCA!

Muchas gracias por todo. Obviamente en Maputo sería diferente, pero el destino de cual seria las/localidades... no tengo ni idea, por el momento, claro!
Respecto a la salud, malaria y demás... claro que la prevención sería lo primero!!!tampoco iría a la aventura... no, sería un grave error!!!

Qué suerte por tu amigo, qué envidia sana... y sí, la mujer es diferente, pero eso es lo que menos me preocuparía...

Echaré un vistacillo a los programas de la UE, a ver que tal...





AMARANTA, lo primero.. darte la bienvenida por llegar hasta mi rinconcito, espero verte más por aqui.

Gracias por los ánimos y sí, espero poder realizar este sueño algún día...
Respecto a la problemática de trabajar en Mozambique... en parte, REBECCA creo que tiene razón por la filosofía, ideología y demás que tienen los países Africano, pero me reitero, no sería un inconveniente...
eso no me va a parar y como la vida se vive una vez, como dices tú... intentaré hacerlo y quitarme es epinita clavada...





ANÓNIMO... no es por casualidad? será coincidencia... sea lo que sea... no está mal con contar una compañía...



MANUEL, ¿tratas de decirme que como no lo hice en su momento no lo voy hacer ahora o en cuento pueda?
quizás son cosas que te vienen en la primera juventud, quizás sea porque se tienen menos responsabilidades, pero si esa cosilla que entró en su tiempo perdura... por algo será.

No creo que sea ni como una alucinación, ni gran vocación religiosa, no no lo creo,simplemente sentirte realizada con tu profesión lejos de los tuyos ayudando a los que más lo necesitan,ofreciendo lo mejor que tiene uno mismo y por supuesto aprendiendo de ellos, pues es una vida totalmente diferente a la que estamos acostumbrados llevar...
No sé, yo lo veo y lo siento desde otor punto de vista...



MEMILIANO, ves,no dejo de sorprender!!!jejeje.
Argentina, buena opción! lo pensaré...

Desde luego que sí, que la espinita sigue clavada porque no he podido irme con ningún proyecto, pero por lo menos que no se diga que no lo intenté...
Puse de mi parte todo lo que estaba a mi alcance, ganas, ilusión, entusiamso, optimismo y... los papeles, pero algo falló!!! buscaré más oportunidades.

Y sí, claro que lo más importante no es el lugar, sino lo que realmente se ofrece al enseñar, pero.. no sé, es diferente en todos los sentidos...
Aun así... gracias por todo!!!


Besos y abrazos para todos!!!!

Peter dijo...

Estás loca! pero es una locura agradable. Vete en cuanto puedas, disfruta de la experiencia y si no lo haces vuelve, por lo menos lo habrás intentado...
Si algo me está enseñando mi experiencia actual es que cada uno debe vivir su vida como le viene o mejor,como quiere vivrirla sin q nadie influya en tus decisiones diciéndote lo q ellos creen que está bien, q todo sabemos de la vida acomodada de algunos, si eso es lo q quieres hacer pues adelante!.
Hacia tiempo que no me metía en tu ventanita...besos.

luna dijo...

Peter, yo loca???Por favor!!!!!jejejeje

Gracias por apoyarme, es bueno contar con ello!!! y sí, la verdad que en cuento pueda.... marcharé si pensarlo más, sólo preparar papeles y.... rumbo a!!!!

Espero que no exista mucha demora, pero... lo haré!Será una experiencia que me aporte mucho en todos los ámbito, es por ello que no quiero que esa espinita continúe viviendo conmigo!

Un beso enorme!!!!

Mon dijo...

Hola Luna...he tenido tantas cosas dandome vueltas que siento que tiene mil años que no leo nada!!
la verdad, no se porque te dicen que estas loca...tal vez les da un dejo de envidia ver alguien dispuesta a luchar por conseguir sus sueños mientras que ellos les han dejado pasar?
como fuera, tu vida es tuya, vivela intensamente y si quieres ir, ve. que aparte tu sueño es muy loable.


Mucho exito y que logres todo lo que te propones :)

besos!!

luna dijo...

Hola MON!!!

Yo no sé por qué me dicen eso, no sé si es por miedo, por envidia o por qué, pero he aprendido a no escucharlos, porque si de algo estoy segura, es de hacerlo en cuanto pueda!!!

Muchas gracias Mon.

Un besazo!