lunes, 25 de febrero de 2008

LA CADERA DE EVA

No hace mucho realicé un curso presencial sobre “ Educación para la igualdad: Coeducación” Fue un curso interesante, pues se trataba a la mujer desde todos los puntos de vista, empezando por su evolución, hasta terminar con su situación en la sociedad , en la educación y en el terreno laboral. Mereció la pena hacerlo,pero no escribo para contaros la temática del curso, pero sí para comentar una de las conferencias que más interesantes me parecieron, pues rompe con una gran teoría y mito.

Fue presentada por José Enrique Campillo, catedrático de fisiologia, bajo ese nombre “La cadera de Eva” (úlitmo libro publicado por él)

Fue una conferencia en la que comenzaba diciendo que los más modernos descubrimientos científicos sobre el origen y la evolución de la especie humana coinciden con el relato bíblico al señalar que fue un hueso el que tuvo la mayor responsabilidad a la hora de convertirnos en lo que hoy somos. Pero la ciencia y la creencia difieren en dos aspectos fundamentales: el tipo de hueso y el sexo del portador de la pieza. Para la Biblia fue la costilla de Adán; para la ciencia, la cadera de Eva.

Fruto de su inquietud, el doctor Campillo decide estudiar a la especie humana partiendo del punto de vista fisiológico, su especialidad. Hasta aquí podría tratarse de una investigación más, pero quiso ir más allá y se adentró en caminos escasamente frecuentados, originales, realistas y, sobre todo, muy lógicos para estudiar a nuestra especie partiendo de la evolución de la hembra, es decir, de la mujer. Este enfoque supone dar la vuelta a mucho de lo escrito hasta el momento sobre las claves de la evolución.

Si es verdad, que todos los libros que hablan de evolución tienen como protagonista al hombre, pero como se dio cuenta de que el macho de la especie humana (especielmente de cintura para abajo) es exactamente igual que cualquier macho de otra especie, quiso investigar a la mujer, pues como bien dijo él, “han sido ellas quienes a lo largo de millones de años de evolución soportaron cambios en su organismo que impulsaron la evolución de la especie humana”

Explicaba que hay varias diferencias claves que hicieron a esa Eva “distinta”.

  • La receptividad sexual constante mientras que el resto de las hembras sólo reciben al macho en los períodos fértiles.
  • Pueden copular cara a cara después de la transformación que sufrió su cuerpo tras la bipedestación.
  • El orgasmo femenino es otra rareza en el reino zoológico que no tiene ninguna función respecto a la procreación ni va asociado a ella.
  • La menstruación tan abundante: esa pérdida tan descomunal de energía todos los meses no se la puede permitir ningún animal y eso es todo un misterio.
  • El parto en la mujer es difícil y necesita de ayuda, no así en el resto de las hembras.
  • Las crías humanas nacen prematuras y no se valen por sí mismas.
  • Y por último, la menopausia, es decir el cese genéticamente programado de la actividad ovárica varios años antes de la muerte biológica, mientras que el resto de hembras son fértiles casi hasta el último momento de su vida. Es precisamente la menopausia la que dará lugar a la figura de la abuela, un "truco" que supuso un nuevo paso evolutivo.

El cambio más drástico que tuvo que experimentar esa Eva primigenia fue su cadera. La cadera lo cambió todo. De andar a cuatro patas a caminar sobre dos piernas (bipedestación), exigió un cambio total de la arquitectura de la cadera.Este hecho en el macho no trajo mayores consecuencias, pero en la hembra sí.

A partir de ahí cambia toda su sexualidad. Cuando se pone de pie, se produce una desviación de la cadera, giran sus órganos internos, también sus atractivos sexuales que pasan a ser delanteros y la apertura de la vagina se desplaza de la zona de atrás al centro, lo que permite realizar el acto sexual cara a cara. La especie humana es la única que puede mirarse a los ojos y besarse mientras procrea.

La cadera, además tenía que permitir el parto de una criatura cada vez con más cerebro y aquí hablamos de otro gran salto. El incremento de volumen cerebral vino acompañado de un aumento del tamaño del cráneo y la evolución tuvo que plantearse cómo parir ese cráneo. Tengamos en cuenta que la cadera de la mujer como consecuencia de la bipedestación, no sigue un canal recto como en las monas, sino que está lleno de recovecos. Además ese cráneo es mucho mayor , en proporción, que el de cualquier otra especie.

¿Qué hizo la hembra entonces? Pues parir a una criatura a medio hacer, prematura a escala zoológica, con un cerebro de apenas 28% de su tamaño adulto. Si las mujeres tuviesen un embarazo equivalente al resto de los animales, duraría el doble de lo que dura ahora, dieciséis meses, unas sesenta y cuatro semanas y la cabeza de esa criatura sería de tal magnitud que sería imposible parirla.

Esto vuelve a introducir nuevos elementos que derivan en otras transformaciones de la especie: por un lado la criatura debe seguir desarrollándose ya que es totalmente dependiente. Por otro, necesita de cuidados especiales y atención constante lo que obliga a una cooperación. De ahí surge la pareja, la sociobiología de los seres humanos.

Es increíble de que manera cientifica, como José Enrique Campillo, nos demuestra que durante todos estos años de evolución, la cadera de la mujer ha sido lo que ha tenido que ir transformándose para poder llegar al momento donde nos encontramos.

La pelvis de la mujer se modificó para soportar todo el peso del cuerpo y repartirlo entre los dos elementos de sustentación que son las piernas y sobre todo permitir el parto

Por eso, la solución que encontró la evolución fue la de lanzar al mundo una criatura prematura, un ser a medio hacer, y que requiere un largo periodo de cuidados postnatales para completar su desarrollo fuera del útero.

¿No os parece increíble la evolución de es Eva primigenia?

Galería de imégenes: (“La cadere de Eva” José Enrique Campillo. Edit)

6 comentarios:

Jose Enrique dijo...

Hola
Quiero agradecerte en primer lugar los elogiosos comentarios respecto a mi "Eva".
Tambien quiero felicitarte por el excelente resumen que has elaborado sobre un tema tan complejo.
Estas son las cosas que animan a seguir en la tarea.
Gracias

luna dijo...

Increíble! el propia autor de la cadera de Eva, me agradece mis elogios y mi gran resumen sobre dicho tema!!

No, gracias a mi no, gracias a usted por hacer algo como este estudio y gracias por transmitirlo de una manera sencilla y amena, porque si en ese curso que realicé, no me hubiera transmitido nada tu investigación, tu filosofia... no estaría aqui hablando de este tema.

Saluditos y Gracias por tu aportación.

CrisTina dijo...

Hola! , bueno llego bastante tarde a tu entrada de blog, pero nunca es tarde,jejeje.. Estoy por comprarme ese libro, parece interesante. Estudié biologia y la evolución era uno de los temas que más me gustaron.

Haces referencia al orgasmo.Me llamó la atención, porque hace mucho oí, que el orgasmo es un sistema de recompensa que tiene el propio cuerpo para fomentar actitudes que beneficien la reproducción, y por consiguiente el dejar una descendencia. De manera similar siempre se ha dicho lo del comer, más éso del chocolate, pero todo tiene su explicación. En ambos contextos se activa una zona del cerebro (nucleo acumbens) que libera hormonas que producen placer :) esta respuesta placentera hace que queramos comer y tener relaciones sexuales, y por tanto estemos beneficiando a nuestro cuerpo. El tomar glucosa (alimento del cerebro, el sexo para tener descendencia).
Si es que la naturaleza es MUY SABIA, jejejeje.

Un saludo de otra luna ;)

luna dijo...

desde luego que la naturaleza es muy sabia!!!!

Ya comento en la entrada, que este tema que Jose Enrique expuso en el curso que realicé, fue de lo más interesante, pues en primer lugar por el contenido y en segundo lugar por su forma de dar la conferencia...


si la "evolución" era uno de los temas que más te gustaron... desde luego, con este libro habrás roto un mito!!!!jejeje. es interesante...


y respecto al orgasmo...habrás podido observar que según Campillo, no tiene ninguna función respecto a la procreación ni va asociado a ella. es placer!!!puro placer!!!jejeje

Saluditos y... bienvendia al blog!!!

Anónimo dijo...

me llamo Alex
Este tema que José Enrique expuso en el libro que he leído, fue de lo más interesante, pues en primer lugar por el contenido y en segundo lugar por su forma explicarse sobre esta, su contenido ha sido muy interesante y entretenido, ya que ¿a quien no le interesa saber lo que ha ocurrido hasta llegar a ser él? Aun que no he podido leer todo el libro esta será en la opinión que me baso. Una de las informaciones que mas me han sorprendido ha sido la reproducción de la mantis religiosa en la que la hembra es superior en tamaño al macho y mientras realizan esta la hembra se come al macho, otro de los datos más interesantes mencionados en este es la competición espermática, principalmente la de los chimpancés. Una de las cosas mas útiles el desarrollo del feto en la hembra humana que nace “prematuramente”. El tema de este libro no lo encuentro realmente imprescindible de un punto d vista necesario, pero si lo encuentro imprescindible desde un punto de vista de curiosidad.

JAVIER GARCIA NOGALES dijo...

Estimado y admirado José Enrique,

hace unos años tuve la suerte de conocerte cuando ejercía mi trabajo en la industria farmacéutica. Años después, cuando leí el mono obeso fui expresamente a tu despacho en la Universidad para que me firmaras el libro. Hoy quiero expresrte mi felicitación por tan magnífico libro que nos has regalado con La Cadera de Eva.
Tal vez por deformación profesional actual, ganadero de porcino ibérico y productor de jamones, he disfrutado mucho leyéndolo sin poder evitar hacer comparaciones con el mundo animal, sus instintos básicos, que en el caso del ibérico aún son mayores por su rusticidad, sus comportamientos sociales, sus jerarquías, su poliginandria como organización de vida sexual...
Tengo la sana constumbre de apuntar datos sobre los comportamientos de maternidad de la cerda ibérica y los resultados productivos, tanto a nivel económico como de mejora genética.
En fin, has escrito un libro sobre un tema apasionante que nos sirve para extrapolar en cualquier detalle de nuestra vida actual.
Sencillamente genial. Enhorabuena Profesor Campillo.

Javier García Nogales
Presidente de la Asociación de Productores de Cerdo Ibérico de Extremadura.